Home / Sin categoría / Estudiantes de ENAC peregrinaron hacia el Santuario de San Alberto Hurtado

Estudiantes de ENAC peregrinaron hacia el Santuario de San Alberto Hurtado

En una masiva y animada jornada, miles de jóvenes caminaron por las calles de Santiago, en el marco de la peregrinación juvenil hacia el Santuario de San Alberto Hurtado. En este multitudinario evento de la Iglesia de Santiago, estuvieron presentes, integrantes de la Pastoral del Centro de Formación Técnica ENAC.

La jornada comenzó cerca de las 15:00 horas del sábado 24 de agosto en el Parque de Los Reyes, lugar donde miles de jóvenes llegaron desde muy temprano para iniciar el recorrido junto a la camioneta de San Alberto Hurtado. En el lugar, se congregaron estudiantes y titulados de ENAC, encabezado por la Coordinadora Pastoral de ENAC, Gabriela Cáceres. La peregrinación continuó por Ricardo Cumming hasta llegar a la Alameda, para culminar en avenida General Velásquez, lugar donde se encuentra el santuario del primer santo chileno.

Tras la actividad, la coordinadora de Pastoral de ENAC, hizo un positivo balance, pues, se enmarca dentro del trabajo que desarrolla esta unidad, por transmitir el testimonio de Cristo entre la comunidad estudiantil. “De acuerdo al trabajo de acompañamiento que hemos realizado como Pastoral a los estudiantes de ENAC, en lo que va de año, surgió, de ellos mismos, la iniciativa de querer participar en esta Peregrinación, con el propósito de conocer las diferentes realidades y los diversos carismas que componen nuestra Iglesia. Además de fortalecer, en esta instancia, la participación de los estudiantes en las actividades eclesiales y hacer comunión con todos los jóvenes que peregrinaron hacia el Santuario de San Alberto Hurtado”, explicó Gabriela Cáceres.

Según cifras entregadas por la Vicaría de la Esperanza Joven, participaron alrededor de 20 mil personas, quienes fueron invitados a profundizar en el desafiante legado social y eclesial que dejó san Alberto Hurtado en Chile. Para los estudiantes de ENAC, significó una positiva experiencia, pues, sirvió para reafirmar su fe y establecer un compromiso para seguir fomentando el encuentro con Cristo en la sociedad.