Home / Sin categoría / Reflexión, solidaridad y compañerismo: así se celebró la Navidad en ENAC

Reflexión, solidaridad y compañerismo: así se celebró la Navidad en ENAC

Fueron varias las instancias que unieron a la comunidad durante los días previos al 25 de diciembre, las que incluyeron espacios de diálogo, concursos y acciones de apoyo social, entre otras.

Como cada año, el Centro de Formación Técnica ENAC celebró la navidad con una serie de actividades internas y externas donde la comunidad completa fue protagonista. Fueron instancias de diversa índole donde cada uno de los miembros de la institución sacó lo mejor de sí para entregar amor y esperanza al culminar un año complejo y de enormes desafíos.

SOLIDARIDAD Y SENTIDO SOCIAL

Nuevamente, nuestra institución demostró su vocación social y espíritu solidario a través de instancias como la entrega de cajas navideñas a los adultos mayores de las viviendas tuteladas de Quilicura, quienes las recibieron de manos de colaboradores de ENAC. Cada una de estas cajas incluía una tarjeta navideña personalizada con un mensaje de esperanza escrito, de puño y letra, por un miembro de la comunidad. Además, los abuelitos fueron testigos de un video donde los mismos colaboradores les deseaban a todos una feliz navidad. En la misma línea, miembros de la comunidad ENAC enviaron regalos y saludos navideños a las niñas y adolescentes de la residencia Nuestra Señora de la Paz de Puente Alto.

“Mantuvimos dos espacios de encuentro, de ayuda y de solidaridad. La comunidad buscó diversas formas de acompañar a las personas que habitan estos espacios aportando desde lo material, pasando por el tiempo regalado en la ejecución, compras, grabación de saludos, etc. Son otras maneras y formas que tuvimos de rememorar y conmemorar el nacimiento de Jesús”, comentó Christian Guzmán, Jefe de Formación Personal e Identidad – Comunidad.

COMPAÑERISMO Y CAMARADERÍA

En las oficinas de ENAC, el espíritu navideño estuvo más vivo que nunca. En un concurso organizado por la Dirección de Personas, distintas áreas compitieron por tener la mejor decoración navideña. Y aunque todos hicieron su mejor esfuerzo, finalmente las direcciones de Finanzas y Personas se quedaron con el primer lugar, seguidos por el Área Transversales (Dirección de Formación Personal e Identidad, Formación Básica, Dirección de Docencia y CAPI). El tercer lugar fue para la Dirección de Salud.

LOS NIÑOS, EL CENTRO DE LA NAVIDAD

Los hijos de los colaboradores de ENAC también fueron parte de las celebraciones. Muchos de ellos participaron en el concurso “Pinta tu pesebre”, que reconoció el talento artístico y la creatividad a la hora de colorear el nacimiento de Jesús. Los trabajos mejor evaluados fueron los de Josefa Leyton Rocha, de 10 años; Julián Angulo Quevedo, de 7; y Camila Arellano Romero, de 5. Sus dibujos fueron parte de nuestra tarjeta navideña institucional.

LLAMADO A LA GRATITUD

Como es costumbre, en dependencias de ENAC y con un acotado número de participantes presenciales, se celebró la tradicional Misa de Navidad, que estuvo presidida por el padre Lionel de Ferrari. En la instancia, el Rector Jorge Menéndez reflexionó sobre lo que fue este año atípico: “En las circunstancias que estamos vale la pena recordar e insistir en lo que algunos han llamado la gratitud. La gratitud es muy necesaria en estos tiempos porque pasamos del reclamo al agradecimiento, de una relación áspera a una suave. Reconocer al otro, darle las gracias a los demás, sobre todo a los que estamos cerca, es un acto de bondad, de humildad, de humanidad profunda que en la medida que lo ejercitamos, vamos construyendo un mundo más optimista y más agradable. Agradecer a todos los que están presentes, a sus familias, a sus seres queridos, por estar juntos, por enfrentar estas circunstancias unidos y dar las gracias por todo el sacrificio que se ha hecho durante este año”.

INSTANCIA DE REFLEXIÓN

Bajo el lema “Apesebremos el corazón”, la Pastoral de ENAC convocó a distintos grupos de colaboradores a reflexionar sobre la celebración de Navidad, el encuentro con las familias y lo que se puede ofrecer para hacer de esta época algo mucho más significativo. La instancia incluyó una actividad donde cada uno los participantes debió escribir en un papel lo que estaría dispuesto entregar para mejorar la celebración de un prójimo. Dichas cartas fueron depositadas en una mesa para posteriormente pedir por su concreción durante la Misa de Navidad.